Elio di Rupo presenta el Acuerdo de su Gobierno

 

La gestación del nuevo gobierno belga ha durado como ninguna otra en la historia conocida de las democracias mundiales. Esta tardanza impresiona más a quien conoce a este país sin haber vivido en él que a quien tiene la experiencia de haber sufrido en su vida diaria las interminables esperas de las complicadas y enmohecidas administraciones belgas.

No es sorprendente que haya sido un hijo de inmigrantes, nacido en el medio social extremadamente marginalizado de las minas valonas de la posguerra y educado en la más exigente autodisciplina de la pobreza, que le sirvió de entrenamiento para una brillante vida estudiantil y universitaria hasta el doctorado, quien haya sacado al país del coma social y político.

Durante 45 minutos, el doctor Elio Di Rupo ha detallado en su declaración parlamentaria la política general de su gobierno. Como Primer Ministro ha garantizado que “Hoy están sobre la mesa las soluciones que necesita el país”. He aquí sus declaraciones más significativas.

Todo a lo largo de su discurso, el doctor Elio Di Rupo ha insistido con firmeza y sin ambages sobre la irremplazable solidaridad ciudadana. Era la idea general de su intervención de 45 minutos: la coexistencia solidaria entre las Comunidades y la unión igualmente solidaria entre los ciudadanos. El Primer Ministro – que es “también el Primero de todos los Flamencos” – incluso se dirigió exclusivamente a los Flamencos, en un breve pasaje, para pedirles paciencia y comprensión.

El nuevo jefe del Gobierno ha mencionado las grandes líneas del acuerdo de Gobierno, concluido tras un año y medio de una crisis política histórica, durante la cual Bélgica habría podido “perderlo todo”: su “país”, su “prosperidad” y su “modelo social”. “Incumbe en adelante al Gobierno, a esta honorable asamblea y a cada uno de entre nosotros el contribuir al renacimiento de nuestro país”, declaró Elio Di Rupo ante los diputados. He aquí los principales frases de su discurso.

“Hemos oído atentamente la llamada de la población. Nuestros ciudadanos piden soluciones, para dar un nuevo porvenir a nuestro país. Estoy convencido de que con este acuerdo, nuestro país podrá reforzar su credibilidad en el mundo y ante las instituciones europeas. La arquitectura de Bélgica va a conocer una verdadera convulsión. Sus bases, a la vez institucionales y socioeconómicas, van a ser reformadas profundamente. El acuerdo de Gobierno constituye el zócalo sobre el cual una nueva Bélgica va a poder ser construida, una Bélgica donde las Regiones trabajarán dándose solidariamente las manos.”

“Durante esta crisis, habríamos podido perderlo todo, pero hoy, las soluciones están sobre la mesa. Deseo agradecer y saludar el trabajo de mi antecesor, Yves Leterme, se lo agradezco calurosamente”.

“Debemos tener el valor de decir la verdad, la situación de nuestra hacienda pública se ha deteriorado -, en particular, debido al rescate de los bancos. Hoy nos vemos obligados a tomar medidas enérgicas. Esto va a pedir esfuerzos sin precedentes, para mantener el crecimiento y para mantener nuestro modelo social. Quiero declarar mi confianza en nuestros ciudadanos.”

“El Gobierno quiere garantizar el poder adquisitivo de los ciudadanos. Se mantendrá pues el sistema de ajuste automático. El Estado no dejará caer a nadie. ”

“Os lo digo muy claro, el combate por el empleo y por la distribución de las riquezas no podrá ganarse en una sociedad dominada por la especulación financiera. ”

“Nuestro país, este microcosmo de Europa, probará una vez más al mundo que podemos construir un proyecto ambicioso y responsable”

“Les hago la promesa de mejorar mi neerlandés. Iré al encuentro de numerosos Flamencos para conocerlos mejor, para comprenderlos mejor. Me alegra el pensarlo. Trabajaré duro para no decepcionarles. Pero les pido un poco de paciencia y comprensión. ”

“Tenemos conciencia de los esfuerzos pedidos a los ciudadanos y a las empresas. Pero yo os lo garantizo, este Gobierno va a trabajar, trabajar y no parar de trabajar”

“Una última palabra: deseo agradecer en nombre de la población, al Rey, por su papel saludable; dar gracias a los negociadores y a sus familias. Vamos a construir un mejor futuro para todos. En absoluto no somos grandes sobre el mapa europeo, pero somos grandes de corazón y de espíritu.”

Versión francesa de este acto parlamentario por el diario Le Soir

-oOo-

08.12.11 | 16:28. Archivado en EuropaSociogenéticaConvivencias europeasGeopolíticaBélgica

Acerca de sagabardon

Editor y promotor desde 1961-62 de la AEU (Amistad Europea Universitaria), soy profesor emérito de la Universidad de Lovaina, donde he enseñado la semántica, el español y la ingeniería lingüística. Soy doctor en filosofía (Louvain), doctor en lingüística (Sorbonne), especialista en lexicología, y diplomado de la Escuela de altos estudios en ciencias sociales (Paris). Especializado en Semántica y lexicología, he preparado durante quince años un “Taller cervantino del Quijote”, que se compone de una edición de los textos originales de 1605 y de 1615, acompañada de un diccionario enciclopédico. Salí de España, en 1961, renunciando a mi puesto de profesor de ética y de metafísica en el Seminario Mayor de Córdoba. Dos años antes había enseñado electrónica y complementos de ciencias en el juniorado jesuita del Puerto de Santa María.
Esta entrada fue publicada en Non classé. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s