Con Jesús, María y José, los últimos son los primeros

 

 

◊ Os deseo unas felices navidades y un año nuevo 2014 saludable, creativo y solidario ◊

◊ Je vous souhaite un joyeux Noël et une nouvelle année 2014 salutaire, créative et solidaire ◊
◊ I wish you a merry Christmas and a New Year 2014 healthy, creative and supportive ◊

Para celebrarlo, os ofrezco este detalle de la “Adoración de los pastores” de Δομήνικος Θεοτοκόπουλος = llamado por antonomasia “El Greco”, uno de los artistas más grandes y polifacéticos de la civilización occidental, cuya obra estudiaremos juntos para celebrar el cuarto centenario de su tránsito.

Detalle de ◊ La adoración de los pastores ◊

Autor: El Greco (1541–1614)
Fecha: 1612-1614
Título: La adoración de los pastores.
Técnica: Óleo sobre lienzo
Estilo: Manierismo, su estilo vital, interpretado de una forma autónoma. Se caracteriza por sus personajes extraordinariamente alargados, auto-iluminados, muy expresivos, muy delgados, fantasmales, situados en ambientes indefinidos y realizados en una gama de colores buscando los contrastes.
Dimensiones: 319 × 180 cm.
Ubicación actual: Madrid, Museo del Prado.
Foto en alta definición: Museo del Prado
Detalle fotográfico: SaGaBardon

Δομήνικος Θεοτοκόπουλος, El Greco, pensando en su propia muerte inminente, concibió y realizó este cuadro, cuyo mensaje es la celebración del nacimiento de Jesús como Hijo de Dios y su adoración por unos pastores, los primeros testigos, los más humildes, del mensaje de salvación y de paz que significaba este nacimiento.

En efecto, deseando contar con una capilla para su enterramiento familiar, el Greco y su hijo llegaron a un acuerdo con las monjas del convento de santo Domingo el Antiguo de Toledo, en agosto de 1612, para hacerlo en su Iglesia conventual.

“La Adoración de los pastores” fue realizada por El Greco, para esta capilla, en el corto lapso de tiempo que le quedaba de vida entre la aceptación de su proyecto por las monjas y su propio tránsito a la vida eterna.

Δομήνικος Θεοτοκόπουλος falleció el 7 de abril de 1614 con 73 años, siendo enterrado en la capilla funeraria del convento de Santo Domingo el Antiguo, para la cual había pintado, comenzando dos años antes, la “Adoración de los pastores”.

-oOo-

No me cabe duda sobre el sentido que El Greco ha querido dar a las colosales dimensiones de los pastores que adoran a Jesús. Las circunstancias de su trabajo interpretativo y el mensaje angélico que acompaña la adoración: “Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los humanos de buena voluntad”, le ha hecho pensar en la frase evangélica que constituye la subversión por Jesús de los injustos valores mundanos: “los últimos serán los primeros”.

En “La Adoración de los pastores” todos los personajes expresan de forma conmovedora su profunda adoración del misterio al que asisten. La luz que emana del Niño Jesús encuentra la paz profunda de su Madre, María, la emocionada sorpresa de José, su padre putativo, y la robusta adhesión de los pastores.

El poder de esta luz es tan fuerte, que toda la luz que descubrimos en la parte celestial del cuadro deriva igualmente de la luminosidad del Niño Jesús recién nacido.

Cada personaje destaca en la composición gracias al magistral dominio de la luz del Greco. En su maestría ha jugado con un contraste general de la escena entre la obscuridad de la noche y la claridad del Nacimiento. Los colores mestizos empleados, con la claridad que permite su nocturnidad, son al mismo tiempo brillantes y fuertemente contrastados.

 

22.12.13 | 20:10. Archivado en SociogenéticaReligionesPinturaEcumenismo
 
 

18:32 Écrit par SaGa Bardon dans Actualidad 

Acerca de sagabardon

Editor y promotor desde 1961-62 de la AEU (Amistad Europea Universitaria), soy profesor emérito de la Universidad de Lovaina, donde he enseñado la semántica, el español y la ingeniería lingüística. Soy doctor en filosofía (Louvain), doctor en lingüística (Sorbonne), especialista en lexicología, y diplomado de la Escuela de altos estudios en ciencias sociales (Paris). Especializado en Semántica y lexicología, he preparado durante quince años un “Taller cervantino del Quijote”, que se compone de una edición de los textos originales de 1605 y de 1615, acompañada de un diccionario enciclopédico. Salí de España, en 1961, renunciando a mi puesto de profesor de ética y de metafísica en el Seminario Mayor de Córdoba. Dos años antes había enseñado electrónica y complementos de ciencias en el juniorado jesuita del Puerto de Santa María.
Esta entrada fue publicada en Non classé y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s